jueves, 30 de marzo de 2017

Demasiado realista

La noticia salió en la primera edición de todos los periódicos. El estudio del famoso pintor realista amaneció destrozado. Todo eran cuadros rasgados, caballetes desvencijados... No parecía un robo; semejaba, más bien, una agresión muy bien planeada. Lo único que echó en falta el pintor fueron a dos de los caballeros medievales de la histórica batalla que estaba pintando en ese momento. Habían sido enemigos durante toda su vida.

-----

Microrrelato que participa en el Reto 5 líneas del 
blog de Adella Brac.

2 comentarios:

  1. Me los encontré esta mañana al despertar, estaban junto a mi, uno a cada lado, con armadura y espada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... confío en que ya estuvieran más tranquilos cuando los viste.
      Un beso grande, amiga.

      Eliminar