jueves, 27 de abril de 2017

Sueño familiar

Para ganar la otra orilla tenía que atravesar el río nadando. Guardó sus pantalones, su camisa y sus zapatos en una bolsa con la esperanza de que la ropa llegara seca al otro lado. El compromiso adquirido con su familia le hacía arriesgarse al máximo. Confiaba en no encontrarse con la patrulla fronteriza nada más dejar el agua. Tal vez así lograría el sueño americano y podría traer a toda su familia a la parte rica del mundo.
-----
Microrrelato que participa en el Reto 5 líneas del blog de Adella Brac.

No hay comentarios:

Publicar un comentario